Saltar al contenido

5 errores comunes al intentar hacer ejercicio que debes evitar a toda costa

1. No calentar adecuadamente antes de hacer ejercicio

Uno de los errores más comunes al hacer ejercicio es no calentar de manera adecuada antes de iniciar la actividad física. El calentamiento es fundamental para preparar el cuerpo y evitar lesiones. Realizar ejercicios de movilidad articular, estiramientos dinámicos y cardio ligero durante al menos 10 minutos, ayudará a aumentar la temperatura corporal, mejorar la circulación sanguínea y preparar los músculos, tendones y articulaciones para el esfuerzo que realizarán durante el entrenamiento.

2. No respetar la técnica al realizar los ejercicios

Otro error común al hacer ejercicio es no respetar la técnica al realizar los diferentes movimientos. Muchas personas caen en la tentación de levantar más peso del que pueden manejar o realizar ejercicios con una mala postura, lo que puede llevar a lesiones musculares o articulares. Es fundamental aprender la técnica correcta de cada ejercicio y realizarlos de manera cuidadosa y controlada. Si no estás seguro de la técnica, es recomendable buscar la asesoría de un entrenador profesional.

3. No escuchar al cuerpo y excederse en el entrenamiento

Escuchar al cuerpo es fundamental para evitar lesiones al hacer ejercicio. Excederse en el entrenamiento, ya sea aumentando demasiado la intensidad, la duración o la frecuencia, puede llevar al sobreentrenamiento y a lesiones. Es importante prestar atención a las señales que el cuerpo envía, como fatiga, dolor o agotamiento, y ajustar el entrenamiento en consecuencia. Descansar adecuadamente entre sesiones de ejercicio también es esencial para permitir que el cuerpo se recupere.

4. No establecer metas realistas y alcanzables

Un error común al hacer ejercicio es no establecer metas realistas y alcanzables. Algunas personas tienden a fijarse objetivos demasiado ambiciosos y tratan de alcanzarlos de manera rápida, lo que puede provocar frustración y desmotivación. Es importante establecer metas realistas, a corto, mediano y largo plazo, que estén alineadas con las capacidades y el nivel de condición física de cada persona. Tener metas concretas y alcanzables ayuda a mantener la motivación y a seguir progresando de manera constante.

5. No darle importancia a la recuperación y el descanso

Finalmente, otro error común al hacer ejercicio es no darle la debida importancia a la recuperación y el descanso. El descanso es fundamental para permitir que el cuerpo se recupere y se fortalezca después del ejercicio. No respetar los tiempos de descanso, no dormir lo suficiente o no tener en cuenta la alimentación después del entrenamiento, puede disminuir el rendimiento, aumentar el riesgo de lesiones y afectar la salud en general. Es importante incluir en la rutina de entrenamiento periodos de descanso activo, sesiones de estiramientos o masajes, y dormir al menos 7-8 horas diarias.