Saltar al contenido

5 formas de atar cordones: paso a paso para lograr un calzado seguro y comodo

Atar los cordones de tus zapatos es una tarea sencilla, pero a menudo no se le presta la debida atención. Sin embargo, la forma en que ates tus cordones puede afectar la comodidad y la seguridad de tus zapatos. A continuación, te presentamos cinco formas de atar los cordones, con instrucciones paso a paso para asegurar un ajuste cómodo y seguro.

1. Forma estándar


La forma estándar de atar los cordones es la más común, pero no siempre la más eficiente. Para lograr un ajuste seguro, comienza con los extremos del cordón en el mismo largo y comienza a atarlos como lo harías normalmente. Una vez que hayas hecho el nudo inicial, realiza un lazo con los extremos y átalos con un nudo simple.

2. Forma de doble lazada


Esta forma de atar los cordones es ideal para deportistas y personas con actividades físicas intensas. Comienza con un nudo inicial, luego haz un lazo con los extremos del cordón y átalos con un nudo simple. Después, realiza un segundo lazo con los extremos del cordón y átalos nuevamente con un nudo simple.

3. Forma de lazada inversa


La forma de lazada inversa es ideal para aquellos que tienen problemas con la fricción de los cordones en la parte superior del pie. Empieza con un nudo inicial, luego haz un lazo con los extremos del cordón, pero en lugar de atarlos en la forma estándar, átalos en sentido contrario, es decir, haciendo el nudo por debajo del lazo.

4. Forma de lazada ancha


Esta forma es ideal para aquellos que tienen pies anchos o que buscan un ajuste más holgado. Empieza con un nudo inicial y luego haz un lazo con los extremos del cordón, pero mantenlos separados y átalos por separado con un nudo simple. Esto creará un ajuste más amplio, reduciendo la presión en la parte superior del pie.

5. Forma de lazada cruzada


La forma de lazada cruzada es ideal para distribuir la presión de manera uniforme en la parte superior del pie. Comienza con un nudo inicial y luego haz un lazo con los extremos del cordón. En lugar de átalos directamente, cruza los extremos y átalos en el lado opuesto, creando una forma de X con los cordones.
En conclusión, atar los cordones de tus zapatos puede parecer una tarea simple, pero la forma en que lo haces puede afectar significativamente la comodidad y la seguridad de tu calzado. Sigue estas cinco formas de atar los cordones para lograr un ajuste cómodo y seguro que se adapte a tus necesidades.